BLOG

Cómo la Medicina Funcional puede cambiar su vida

Muchos de ustedes se preguntarán… ¿qué es la Medicina Funcional? ¿Qué tanto podrá ayudarme? ¿Cómo se diferencia de la medicina tradicional? ¿Debería consultar con la Dra. Chotocruz?

Mi acercamiento con la Medicina Funcional inició a finales de los años 90 cuando me fui a vivir a los Estados Unidos para hacer mi especialidad. Viví, estudié y trabajé 10 años en Portland, Oregon donde tuve la fortuna de entrenarme con médicos reconocidos a nivel mundial en Medicina Funcional. Hace 11 años regresé a Costa Rica y desde entonces trabajo en la Clínica Balance y Bienestar, que fundé en el 2010.

En mi práctica diaria, entro de lleno en los detalles de la historia de mis pacientes y descubrimos juntos, ayudados de exámenes, el origen de sus desbalances. Eso precisamente es la Medicina Funcional, llegar a la raíz del problema (no aplacamos síntomas con medicamentos) y facilitamos al cuerpo las herramientas para encontrar de nuevo su balance físico, mental y emocional.

Mis pacientes no consultan “enfermos”. Mis pacientes saben que “algo no está bien”, porque han perdido vitalidad, energía, y entusiasmo; sufren de insomnio, de dolor generalizado, de migrañas; tienen cambios en el ánimo como irritabilidad, impaciencia, enojo; aquejan aumento de peso y dificultad para perderlo; deseos intensos por comer azúcar y harinas; problemas digestivos y muchos otros síntomas que, para muchas personas, son su nueva “normalidad”.

Enseñamos a nuestros pacientes a comer adecuadamente, a incorporar el ejercicio físico en su rutina, y utilizamos suplementos nutricionales como vitaminas, minerales, plantas medicinales, antioxidantes y aminoácidos, para nombrar algunos; hormonas bioidénticas y medicamentos si fuera necesario.

Nuestros pacientes recuperan su energía, su calidad de sueño, optimizan su metabolismo, y sobre todo se sienten sanos y vuelven a vivir la vida que tanto extrañaban.

Pronto compartiré con ustedes, testimonios de éxito.

¡Hasta pronto!

Dra. Chotocruz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.